CDM / NOTICIAS

El Lugo vence por pegada en un partido igualado en el que no hubo acierto (2-1)

Dos goles en 15 minutos del Lugo hacen imposible la reacción de después.

Volver

18/03/2017 20:23

Poco fútbol en la primera mitad y dos tantos del C.D. Lugo al inicio de la segunda es lo que dejó el encuentro de la trigésima jornada de LaLiga 1|2|3 para el C.D. Mirandés. La pegada de los locales en el 47 y en el 60 hizo imposible la remontada de los rojillos después, que consiguieron acercarse con el gol de Urko Vera en el 87.

No hubo presencia real en las áreas hasta el minuto 12. Y es que el partido en el Anxo Carro arrancó con un ritmo lento, combinaciones cortas y sin profundidad en posesión por parte de ninguno de los dos conjuntos. Ambos jugadores cerraban sus líneas de defensa en el inicio y se disputaban la pelota en medio campo. La primera aproximación, en ese minuto 12, corrió a cargo de los visitantes, que mediante un centro colgado por Guarrotxena desde la derecha creaban indecisión en el área rival. Sin rematador. La réplica del Lugo, también por banda y con el cuero colgado al área, llegaba por medio de Iriome en el 25 que colgaba para que Sergio Pérez volase y acertase a tocar con la yema de los dedos para alejar el peligro. Tres minutos después, ahora sí con verdadero peligro, Roberto adivinaba la intención a un Pedro Martín solo en el centro del área que disparaba colocado de interior pegadito al poste derecho pero demasiado blandito. Poco más reseñable en una primera mitad que, de haber merecido alguien algo más que las tablas, ese debería haber sido el C.D. Mirandés en lo que a ocasiones se refiere.

Como si de cumplirse el refrán de quien perdona lo paga se tratase, la segunda mitad arrancó, prácticamente con el tanto del Lugo. Y es que en el 47, Jordi Calavera aparecía en el balcón del área para controlar una pelota llovida y disparar ajustado al poste dentro de la red. A partir de ahí, de nuevo mucho mejor el Mirandés que firmó sus mejores minutos sobre el césped con ocasiones claras para haber empatado el choque acto seguido. En el 50 Néstor disparaba fortísimo al poste después de que Roberto acertase a desviar un poco la trayectoria de un balón que se colaba. En el 55 Maikel Mesa se encontraba de nuevo con Roberto que volvía a salvar a los suyos antes el chut desde dentro del área. A estas dos ocasiones le siguieron cuatro córner consecutivos a favor de los de Álvarez de los Mozos, pero el balón no iba a entrar. Y así, cuando mejor eran los rojillos, en un robo de pelota en línea de tres cuartos del Lugo, pase entre líneas para Sergio Gil con la defensa mirandesa abierta y este cedía en bandeja a Joselu que empujaba el pase de la muerte a portería vacía.

Corría el minuto 60 entonces y aún se vació el Mirandés que intentaba recortar distancia a balón parado con centros laterales y desde la esquina. Urko Vera lo buscaba todo por alto dentro del área y encontró el gol que recortaba distancias en el 87. Centro de Álvaro Bustos desde la izquierda y remate providencial e imposible para Roberto que, esta vez sí, sucumbía. No hubo tiempo para más en un partido en el que el Mirandés no mereció irse de vacío de Lugo.

Se habla de: CD Lugo, CD Mirandés, Jornada 30, Crónica

CDM / NOTICIAS SUGERIDAS