CDM / NOTICIAS

CE Sabadell 3 - 1 CD Mirandés

Derrota en tierras catalanas frente al cuadro arlequinado.

Volver

01/12/2013 22:07

El CD Mirandés no pudo obtener punto alguno en su visita a la Nova Creu Alta, y cayó por tres goles a uno frente a un CE Sabadell que reverdeció laureles frente a los de Arconada. Aníbal por partida doble, y Collantes, el mejor del encuentro, sirvieron el triunfo para los arlequinados frente a un rival que tuvo en el gol de Iván Agustín su hilo de esperanza para la igualada. Gran segunda parte de los rojillos que, sin embargo, no fue suficiente para lograr un botín que tendrá que esperar siete días más.

El partido comenzó intenso con dos equipos adelantados en posicionamiento y directos en la ejecución de sus primeras avanzadas. Tras el pitido inicial, era el CE Sabadell quien lo intentaba con un balón largo de Cristian sobre la carrera de Aníbal, que el delantero desaprovechaba con una fuerte volea, aunque alejada del marco defendido por Jiménez. La respuesta la ofrecía a continuación el equipo de Arconada con una rápida combinación en las cercanías del área rival entre Muñiz y Ríos, que el lateral finalizaba en un mano a mano vencido por Nauzet en salida providencial. Primeros minutos de posesión muy repartida y de juego directo de ambas escuadras con protagonismo para los hombres de banda como activos en el desborde. El equipo local, tras una semana de poca estabilidad en lo institucional, saltaba al verde de la Nova Creu Alta pleno de confianza y dispuesto a ofrecer un cambio de cara en su feudo.

?Posesión repartida y equilibrio de fuerzas que pronto iba a romperse. La igualdad inicial terminaba cuando, antes de cumplir el minuto diez, un balón elevado sobre la banda izquierda encontraba a Collantes en carrera libre que, viendo la incorporación en segunda línea, cedía a Aníbal para que el mejicano lograra el primer gol de la tarde de certero remate ante el que nada pudo hacer Dani Jiménez. Premio al carácter incisivo de los hoy dirigidos por Miquel Olmo y jarro de agua fría para un Mirandés que pese al control de las mejores ocasiones generadas hasta el momento, veía como en la segunda aproximación, el rival lograba perforar su portería.

La apuesta valiente de ambos conjuntos decantaba la balanza momentáneamente sobre el lado local y permitía a los arlequinados recuperar sensaciones con una grada que se activó con el tanto. El crecimiento del conjunto catalán iba a ir en aumento, con mayor presencia en campo rival, más intensidad con el paso de los minutos, y más seguridad en las intentonas de contraataque veloz a espalda rival. Fruto de esta circunstancia ,y a continuación, un balón largo sobre carrera de Collantes iba a permitir al menudo atacante encarar con velocidad el uno contra uno con Jiménez, batiendo al meta lebrijano por debajo de duro disparo. Dos a cero, y ventaja para el CE Sabadell con merecimiento total aunque con excesivo premio a sus llegadas. Puntería certera a más no poder y problemas para un Mirandés con intención y buen posicionamiento, aunque desafortunado en el arranque.

El Mirandés buscaba la reacción y era Juan Muñiz, tras jugada bien trenzada en la frontal quien probaba fortuna con un disparo certero que por centímetros salía a la derecha del marco defendido por el ex rojillo Nauzet. Partido de ida y vuelta, en el que de nuevo Aníbal iba a aproximar el tanto con un disparo desde el punto de penalti, que frenaba con contundencia el recién ingresado Javier Flaño. La entrada del navarro por Corral, y la de Iván Agustín por Muñiz, iba a cambiar el dibujo del equipo, tornando en un esquema de fuerza y contundencia en la medular, para sostener la llegada de ambos laterales, apoyando también en la presión a la salida de balón rival desde portería. El cambio incrementó el área de control en zona medular, permitiendo la llegada en segunda línea de más efectivos en las jugadas de balón cruzado, y mostrando la faceta más física del conjunto rojillo.

 

Un balón cruzado de Txomin Nagore al que no llega Igor Martínez en su salto por centímetros, iba a servir de epitafio para una primera parte complicada en la que el Mirandés se vio rápidamente sorprendido por un rival efectivo en el remate y de gran contundencia en faceta ofensiva. Las mejores sensaciones del equipo de Arconada antes del descanso marcaban la tendencia a seguir en la segunda mitad.

La reanudación no pudo traer mejores noticias para el cuadro dirigido por Gonzalo Arconada. Nada más arrancar la segunda mitad, una jugada de Barahona por banda derecha iba a acabar en centro al corazón del área donde Lucena recepciona, e Iván Agustín marca de tiro cruzado. Primer gol que hacía justicia al buen desempeño del equipo visitante, tanto por trabajo como por voluntad exhibida, en un arranque pleno de convicción en sus opciones.

El gol no amainó a un CE Sabadell que buscaba la victoria como revulsivo a su situación clasificatoria actual, y era Hernández quien de testarazo ajustado obligaba a Jiménez  a realizar una parada de enorme mérito, volando bajo palos para evitar el gol. El Sabadell buscaba sus opciones con claro cometido de primar el aspecto defensivo, mostrando sólo aproximaciones en llegadas veloces al contragolpe por ambas bandas. Mucho protagonismo para Collantes y Gato en el desborde, aunque bien contrarrestados por el aparato defensivo visitante, en el que la línea de cuatro, bien apoyada por los activos de divisoria, cercenaban con precisión las aproximaciones catalanas una y otra vez.

 

El CD Mirandés adelantaba líneas y ganaba presencia y llegada en territorio rival. Laterales adelantados y centro del campo poderoso al corte para dividir al rival en dos partes, obligando al balón largo sobre punta de ataque como argumento principal de los arlequinadas. El control del cuadro rojillo iba en aumento, y las opciones de ataque mejoraban tanto en calidad como en cantidad. Pero no iba a ser hoy el día de los visitantes, y pronto iba a quedar patente. Con el minuto veinte de la segunda mitad superado, el CE Sabadell iba a dar el golpe definitivo para cerrar un partido redondo en lo que a acierto goleador se refiere. De nuevo, pelota larga sobre Collantes que sorprende a la zaga rival, y de nuevo, el 11 que resuelve con mucha calidad en metros finales. Vaselina precisa sobre la salida de Jiménez, y tercer tanto de la tarde, pese al intento de Malón de sacar in extremis una pelota que se colaba sin oposición dentro del marco, y que acababa en las mallas impulsada por Aníbal.

 

Durísimo golpe para un CD Mirandés que con mejora de juego incluida, y pese a reducir con efectividad las opciones del CE Sabadell durante toda la segunda mitad, no pudo evitar la consecución de una ventaja ya excesiva para sus intereses. Gonzalo Arconada movía el banquillo por tercera vez para intentar la machada con la entrada de Asier  Goiría como nuevo efectivo en punta de ataque, pero el partido no iba a ofrecer más goles esta tarde. Derrota ante un gran rival, y el equipo que ya piensa en el próximo duelo en Anduva frente al Real Murcia donde, de nuevo, el feudo rojillo volverá a ser factor clave en la consecución de los tres puntos.