CDM / NOTICIAS

"Daremos el paso adelante"

Carlos Terrazas presentado en Anduva.

Volver

18/12/2013 18:35

Ilusión, trabajo y mucha energía. Con esta carta de presentación ha comparecido ante los medios el nuevo entrenador del Club deportivo Mirandés, Carlos Terrazas, tras una llegada certificada en el día de ayer, y que ha tenido hoy su continuidad, tanto ante la prensa, como ante una plantilla que ha dirigido por primera vez. El técnico bilbaíno no ha ocultado su satisfacción por entrar a formar parte del proyecto rojillo en Liga Adelante, mostrándose contento y proactivo
ante el reto que se le ofrece: "mi primer mensaje es de muchísima ilusión y muchas ganas por empezar. Este club tiene unos objetivos y vengo para transmitir una idea y un método que nos permita alcanzarlos. Llego sabiendo que asumo una responsabilidad importante, y con la ilusión de meter al equipo entre los primeros y disputar las eliminatorias de ascenso".
Cuestionado sobre el tipo de equipo que se verá bajo su mando, el preparador ha resaltado el potenciado de algunas de las señas de identidad características de un Mirandés que debe recuperar la fortaleza en su feudo. Presenta un equipo combativo ante cualquier rival, pero con añadidos que le permitan seguir avanzando en su evolución y crecimiento actual en el fútbol profesional: "tenemos que ser un equipo competitivo. Basado en principios de solidaridad y valores de grupo que siempre han caracterizado al Mirandés, y en equilibrio de la dotación que cada jugador pueda ofrecer individualmente. Una estabilidad entre el carácter grupal y de cada elemento que nos hará más fuertes a la hora de luchar".
 
 
Carlos Terrazas deja claro que su llegada al equipo conlleva una implicación total con el mismo, con un alto nivel de exigencia, y mentalidad de crecimiento desde el primer instante: "soy un entrenador que, con independencia del tiempo que permanezca aquí, trabajaré cada día como si fuera a formar parte del club veinte años. Desde el arranque pienso así, parto de la base de que mi obligación es trabajar de esta manera, con todo, sin reparar en el tiempo, aunque ojala pueda continuar todo ese periodo". En lo que respecta a las opciones del equipo en estos momentos en Liga Adelante, el técnico se ha mostrado optimista en lo relativo al aspecto de juego y clasificatorio. Con él arranca una nueva etapa en la que, asegura, todo es posible: "ahora mismo, en la tabla clasificatoria estamos a cuatro puntos del sexto. Quedan veinticuatro partidos, seis meses de competición, muchos entrenamientos y horas de trabajo, y lo que quiero y mi objetivo es encaramarnos a los puestos de arriba. Es una distancia que considero factible recortar y con esa idea llego al club".
 
Durante su presentación, el nuevo entrenador del Club Deportivo Mirandés ha hablado también de la plantilla que ha recibido en su nueva etapa. Un equipo que considera de calidad, compensado, y perfectamente válido para acometer las metas que deberán pelearse desde ya: "es una plantilla perfectamente cualificada para alcanzar lo que nos hemos fijado, un grupo muy completo. Desde luego, se consigan o no, la disculpa no será la incapacidad de la plantilla. La discusión podrá estar en si se ha sacado el máximo rendimiento, porque capacidad tiene plena. No considero necesario traer refuerzos, y aunque siempre hay que estar atentos a estas cosas y no cerrar puertas, no es prioritario en estos momentos".
 
 
Las primeras palabras del nuevo preparador rojillo también han ido dirigidas hacia la valoración de la actual tendencia del CD Mirandés tras los últimos resultados, y en puertas de su enfrentamiento ante la AD Alcorcón. Terrazas prefiere valorar el conjunto de la situación, aunque suma valor innegable al duelo que tendrá lugar el domingo sobre el césped de Anduva: "Hay que tener una visión global. Los números nos hacen empezar la liga de nuevo, pero la tendencia es otra. Eso genera cierta desconfianza que tenemos que eliminar cuanto antes. Que el equipo se rearme, que confíe en si mismo, evitando que se pongan las cosas cuesta arriba. En este momento hay que meter mucha información, muchos conceptos en poco tiempo, y eso tiene sus inconvenientes. Creo que el equipo saldrá a por todas el domingo con óptima
predisposición, pero esto es muy largo, para bien o para mal hay que guardar equilibrio en os objetivos a corto, medio, y largo plazo. Vamos a luchar con todos los medios, veo a los chicos animados, sabemos de la importancia del partido del domingo. Ellos llegarán reforzados por la eliminatoria de Copa y serán un rival muy difícil".
 
Por último, y en lo que respecta a su llegada a Miranda, ha confesado la emoción por llegar a un club que considera particular y único por sus circunstancias, en una ciudad que rezuma fútbol por los cuatro costados. Asegura que no dudó en ningún momento sobre una opción que cristalizó con rapidez: "La verdad es que llegamos a un acuerdo muy rápido. Cuando recibí la llamada del Presidente, en pocos minutos llegamos a un entendimiento. A mi me emociona,
me impresiona una ciudad en la que hay un porcentaje tan alto de abonados, de seguidores que animan a su club. Proporcionalmente es altísimo, me pone la carne de gallina, me gusta ese fútbol, la afición volcada y una ciudad que gravita en torno al equipo. El público de Miranda está deseando que el equipo le entregue cosas, somos nosotros los que daremos el paso adelante, y ahí no dudamos en que nos apoyarán"