CDM / NOTICIAS

"Buscamos la regularidad"

Igor Martínez valora muy positivamente el partido del pasado sábado.

Volver

10/03/2014 15:25

La victoria frente al RC Deportivo de La Coruña ha fortalecido el espíritu del equipo y confirmado el buen momento de un grupo que va a más con el paso de las jornadas. Tres puntos ante uno de los máximos favoritos al ascenso de categoría, que vinieron a premiar el gran trabajo de los pupilos de Carlos Terrazas en una durísima pugna en la que lograr el triunfo se antojaba imprescindible para hacer bueno el punto de Ponferrada. Para Igor Martínez, la evolución es patente, aunque queda aún un importante camino por recorrer: "Era un partido muy importante ante un gran equipo y se consiguió una victoria clave para afrontar este próximo partido con mucha ilusión. El equipo está sólido y fuerte, sabemos que hay que mejorar fuera de casa, porque aquí estamos sacando puntos, y ahora tenemos que seguir consiguiendo triunfos lejos. Sabíamos que con el Deportivo había que controlar los contragolpes y el balón parado, estamos creciendo poco a poco, y por ejemplo, contra la Ponferradina también se vio un cambio notable en el equipo"

El equipo no cae en el conformismo, para los jugadores rojillos la exigencia es máxima, y en el tramo fundamental de la temporada las espadas están en todo lo alto. Igor deja clara la importancia del choque frente al Alavés, un rival directo en estos momentos por eludir las posiciones complicadas de la tabla, y que recibirá a los de Terrazas en un Mendizorroza ávido de victorias: "Está claro que hemos ganado un partido importante, pero tenemos que buscar la regularidad de conseguir varios resultados importantes. El del Alavés es un partido clave, si ganas le metes cinco puntos, es una brecha importante, hay que jugar con su ansiedad después de la última derrota. Tienen que ganar en casa, y esa puede ser una baza a nuestro favor. Lo importante es ganar, pero miramos más allá, tenemos que buscar la regularidad".

En el plano personal, Igor Martínez reconoce que no será un partido al uso, habida cuenta de su pasado como jugador blanquiazul. Un duelo que va más allá de lo clasificatorio entre dos equipos vecinos, y con varios componentes que han disputado encuentros con ambas zamarras. Historia compartida, y muchos recuerdos que a la hora del partido quedarán apartadas según ha expresado el menudo atacante: "Personalmente, tengo muchas ganas. Me formé allí, y aunque soy del Mirandés, tengo ganas de un partido especial. Con todo, no hay amigos en el campo, pero tengo ganas de que llegue. Allí creo que la gente me quiso mucho, aunque aquí estoy feliz y muy contento. Pasé buenos años en el Alavés, pero la etapa ya acabó, y ahora me centro en mi equipo"

De cara al próximo choque, la moral del equipo goza de salud inmejorable. Con tres puntos más en el bolsillo, toca aumentar la distancia con los inmediatos perseguidores, y la primera parada para ello es el vecino estadio vitoriano. La victoria ha supuesto una inyección de ánimo evidente para unos jugadores seguros de sus posibilidades: "la liga está bastante avanzada, es verdad que se abren brechas poco a poco. Para nosotros este es un mes importante, nos vienen equipos muy complicados, pero sabemos que si sacamos buenos resultados nos va a beneficiar mucho de cara al tramo final. Ha sido un triunfo importante, sobre todo para la confianza, veníamos trabajando bien aunque no se viera reflejado todo lo deseado. Los tres puntos nos ayudan en lo anímico y en el crecimiento en solidez del equipo".