CDM / NOTICIAS

"Confiamos en nuestras armas"

Íñigo Díaz de Cerio confía en poder aportar el domingo para obtener un resultado positivo.

Volver

13/12/2013 08:48

Obtener valioso botín en El Molinón siempre es tarea compleja. El partido de esta jornada supone un desafío de altura para un CD Mirandés que quiere regresar a la dinámica ganadora cuanto antes, y que intentará recuperar sensaciones frente a un conjunto enrachado y pleno de confianza tras las últimas victorias conseguidas. El Sporting de Gijón vuelve a posicionarse, una temporada más, como claro favorito al ascenso de categoría, y llega al choque aupado a la zona noble de la clasificación, merced a una serie de resultados muy positivos sustentados en el buen hacer de un equipo rápido, contundente en el plano físico y efectivo de cara a gol. Una visión compartida con el delantero Íñigo Díaz de Cerio, que, sin embargo, refleja por otro lado la confianza del vestuario en conseguir un buen marcador en uno de los campos más especiales de nuestro panorama futbolístico nacional: "El Molinón será uno de los mejores campos de la categoría, para mí es el más bonito, siempre presenta buenas entradas y ofrece muchos alicientes para quien va a jugar allí. Nos vamos a encontrar un rival complicado, es verdad, pero no podemos descartar la opción de sacar algo positivo de nuestra visita. Este año están en una muy buena dinámica, es un equipo fuerte y tienen dos tanques arriba que se complementan muy bien y que ahora mismo están rayando a alto nivel. Está claro que es un equipo que va a estar arriba y que en su campo es temible, pero confiamos en nuestras armas, que son muchas".

En opinión del donostiarra, el rival de esta semana aglutina varios aspectos muy diferenciales en su juego que podrían convertirle, con permiso de Deportivo y Recre, en claro favorito a la cabecera de la clasificación. Un once muy completo, que maneja bien los tiempos de partido, y que exigirá al cuadro de Anduva una atención constante en el trabajo colectivo de cierre y de control de situación de juego: "es un equipo que genera mucho, con muchos jugadores con pasado en Primera División, que saben a que juegan y que lo llevan a cabo con calidad. Suponemos que su salida será fulgurante, empezarán muy fuertes, así que tenemos que estar muy atentos, y controlar y neutralizar su tipo de juego tal como hicimos el año pasado. Entonces se sacó un buen resultado, y creo que en esta ocasión podemos volver a hacerlo, no debe ser diferente". En palabras de De Cerio, el planteamiento que el rival pueda ofrecer el domingo, lejos de ser un entramado imposible, podría incluso favorecer las mejores características del equipo, tomando en cuenta partidos de similar escenario durante esta temporada. Parece claro que el CD Mirandés se adapta con éxito a los duelos frente a los "grandes" de la Liga Adelante, y es por ello que, respetando el alto nivel del contrincante, el 23 rojillo sube un punto de optimismo y confianza al partido del domingo: "los días en los que nos toca llevar la iniciativa parece que nos está costando más, parece que se nos pone cuesta arriba muy pronto todo. Aquí hemos visto rivales muy cerrados ante los que es complicado jugar y crear ocasiones. Sin embargo, el planteamiento del Sporting el domingo pensamos que puede ser diferente, saldrán a tope, a ganar, y con algunos condicionantes que quizá lo conviertan en un buen momento para ir allí. Por lo visto, estamos cómodos neutralizando el juego de aquellos que más dominan, sin la necesidad de llevar el peso del partido, así que en ese aspecto puede favorecernos". 

Iñigo confía en la capacidad del equipo para generar juego y no renuncia a nada sea cual sea el rival al que toque enfrentarse. Un planteamiento con el que el conjunto intentará sumar tres puntos que le ayuden a reengancharse a la zona alta, en una competición que esta temporada se está mostrando más igualada y competida que nunca, como así reconoce el delantero: "queremos ampliar la diferencia en liga, pero no será sencillo, está todo muy ajustado. No recuerdo una Segunda División tan apretada, en al que no haya equipos disparados arriba, ni desahuciados por abajo. La igualdad es máxima, si conseguimos puntuar en Gijón daremos un paso adelante grande, cada punto cuesta mucho y estamos con mucha confianza para lograr el objetivo. Estamos en una buena situación y queremos demostrarlo". 

En lo que respecta al plano individual, el ariete se encuentra feliz por su reciente reaparición tras varios encuentros sin tomar parte, y espera que el duelo celebrado ante el Real Murcia suponga un punto y seguido en su participación en el equipo, en ésta, su segunda temporada como rojillo. Su ingreso fue jaleado por buena parte de la grada mirandesista, lo que, según afirma, supone un motivo de orgullo para un jugador muy identificado con el club: "volver después de tanto tiempo es una gran noticia para mí. Procuro ser positivo en todo lo que hago, cuando no me toca jugar sigo trabajando y espero mi oportunidad. El hecho de saltar al campo y sentir el apoyo de la gente es algo muy grande, hay un bagaje detrás, muchas cosas compartidas, y en lo personal estoy muy agradecido a la gente por su gesto".