CDM / NOTICIAS

"Hemos aprendido a sufrir"

Txomin Nagore está convencido que la victoria frente al Lugo supondrá un espaldarazo para el equipo.

Volver

13/01/2014 21:07

Sin tiempo para celebraciones, el Club Deportivo Mirandés regresa al trabajo tras la victoria cosechada ante el CD Lugo, y ya encara el próximo duelo a domicilio ante el FC Barcelona B del próximo domingo. Un triunfo importante por lo que respecta al apartado anímico y de comunión con una grada que no cesó de apoyar durante los noventa minutos, y también en el capítulo de resultados clasificatorios, ya que permite al equipo rojillo salir de la zona de descenso. Pese al balón de oxígeno, el ayer goleador, Txomin Nagore, tiene claro que la carrera es todavía larga: "Antes de empezar el partido estábamos en puestos de descenso y no pintaba bien la cosa. La victoria es muy importante, salimos de abajo, aunque todo sigue igual, es positivo, pero no podemos confiarnos. Hay que seguir en esta senda, ganamos después de varios partidos, y vamos a intentar seguir en esta dirección en esta segunda vuelta que empieza en Barcelona".El medio no quiere centrarse en la cuenta matemática, y pese a que el equipo se encuentra ahora mismo en media de consecución de objetivos, apuesta por el fortalecimiento de los ritmos de competición y la constancia como claves del éxito:"la cuenta va por ahí, aunque está todo muy apretado. Después de muchos años, esta es la liga más igualada, no se descarta nada pero también miramos para abajo para no volver a las mismas sensaciones de las últimas semanas. Ahí se ve todo muy oscuro. El triunfo por supuesto que ayuda en lo anímico, rompe la racha y nos permite volver a empezar en una segunda vuelta en la que todos los equipos dejan ver sus objetivos".

Nagore analiza el choque de ayer y su conclusión no deja lugar a dudas: el equipo ha experimentado un crecimiento en el plano físico que le permite mostrarse mucho más competitivo ante cualquier rival. Reconoce que en la categoría, la disputa por la calidad del juego es una batalla complicada, pero subraya la capacidad del grupo por imponerse con sus propias armas ante rivales teóricamente superiores:"Fueron dos partes diferentes. En una quizá fuimos a remolque por la gran posesión que maneja el Lugo y el desgaste físico realizado. En la segunda parte lo que quedó claro es que el equipo físicamente está fuerte. El Lugo no pudo seguir su juego porque aguantamos bien, ahí está la clave, si tú estás físicamente bien podrán superarte en juego, jugar mejor o peor, pero al final de los 90 minutos, puedes reconstruirlo todo. En la valoración general, lo importante es sacar resultado positivo. Es cierto que muchos goles se han encajado en primeras partes, y está claro que desde que está Terrazas somos más fuertes en ese sentido, y eso nos permite aprovechar nuestras segundas partes, en las que solemos ser mejores. El tema físico en fútbol profesional es fundamental, a partir de ahí cada uno tendrá su calidad, pero para un equipo como éste, en el que sabemos lo que somos, este apartado es capital. El tipo de juego es otra cosa, lo fundamental es que hemos aprendido a sufrir, y que con nuestro juego estamos creciendo y mejorando el rendimiento final".

En lo que respecta a la última victoria, Nagore destaca la evolución que está sufriendo el equipo, alrededor de la idea de juego que trae el nuevo técnico. Otro estilo con el que el Mirandés lograba superar a un conjunto complejo en las situaciones generadas: "Un equipo como el CD Lugo si se adelanta en el marcador, te lo pone muy difícil. Es de los pocos equipos que siempre quiere llevar la iniciativa, tienen muchísima posesión. Nos adelantamos relativamente pronto, y eso nos ayudó; después el segundo gol nos dio esa seguridad para seguir adelante con nuestra idea. Contrarrestarles es complicado, pero tenemos claro cual es la idea. Este es un estilo totalmente diferente al que estábamos acostumbrados esta temporada con Arconada, y al inicio siempre cuesta, lleva un proceso concreto, pero estamos asimilando lo antes posible todos los cambios para beneficio del equipo". Un primer paso para recuperar sensaciones a inicios de una segunda vuelta, decisiva en lo que a definición de metas se refiere, y ante la cual, el equipo, según Nagore, se presenta sólido y en pleno proceso de crecimiento alrededor de la figura de Terrazas: "Es un hombre que lleva mucho tiempo en el fútbol y sabe lo que hay. Su discurso se sujeta en realidades, la distancia con los puestos de arriba es corta y queda toda la segunda vuelta, hay espacio de crecimiento en el último tramo para apuntalar objetivos colectivos e individuales. El vestuario está unido, es un grupo fuerte, bueno, con nexos firmes. Quedan 21 partidos aún, se dice pronto, pero es mucho. Llevamos 26 puntos en una liga muy igualada, ahora en la segunda vuelta los equipos se definen, toman su forma definitiva, y en Febrero y Marzo llegan los momentos definitivos donde todos los equipos se juegan muchísimo".

Por último, y en cuanto al próximo rival se refiere, el 6 rojillo subraya la enorme calidad que atesora, con un poder ofensivo a tener siempre en cuenta: "El Barça B es un equipo diferente, con chavales de mucha calidad, quizás el partido más diferente de la temporada. Tiene unos automatismos de juego que no tienen nada que ver con el resto. Jugadores que con 18, 19,20 años manejen esa calidad, te obligan a hacer las cosas muy bien. Es un partido difícil, es uno de los mejores filiales del mundo, son capaces de lo mejor; han ganado 5-0 al Hércules. Meter esa goleada no está al alcance de muchos".