CDM / NOTICIAS

Valioso empate en Urbieta para cerrar una primera vuelta de sobresaliente (1-1)

Los rojillos mandaron en el marcador durante 80 minutos pero no pudieron evitar el empate ante el empuje final.

Volver

17/12/2017 20:34

Eléctrica primera mitad con la que arrancó el choque entre SD Gernika y CD Mirandés en el Estadio de Urbieta. Los locales, en busca de los playoffs para acabar esta primera vuelta; los de Alfaro, a lograr la mayor puntuación de todos los equipos de Segunda División B. Y arrancó el encuentro con alternativas. En ambas áreas. Tres minutos tardó Borja Sánchez en llevar el primer ‘uy’ a un graderío poblado con dos centenares de rojillos. Pared con su compañero Eloy Gila por derecha y, en el mano a mano con el meta local, picaba ligeramente desviado. Se marchaba rozando el poste izquierdo. Los de Miranda de Ebro controlaban el juego. Huían del patadón y buscaban jugar el balón, rasearlo, tocar. Encontraban espacios en bandas para colgar luego al corazón del área y Cervero, en el primer palo, a punto estuvo de inaugurar el marcador en el minuto 6 con un cabezazo que tocó la red, pero por fuera. El Gernika replicaba con una doble ocasión de Alain Barron y Pradera: la primera repelida por la defensa y la segunda alta. Disparos lejanos sin verdadero peligro.

Tras quince minutos de ritmo vertiginoso, el partido se calmó. En el 16, Limones tuvo que emplearse a fondo en un mano a mano del que volvió a salir vencedor. Como casi siempre esta temporada. A Pradera se le hizo pequeña la portería ante el meta rojillo que tapó todos los espacios posibles. Y cuando menos ocasiones había, llegó el zarpazo definitivo de los visitantes. Yanis dibujó un desmarque perfecto ante el pase medido de Borja desde su campo. Control, carrera para ganar en velocidad a la defensa y balón a la red. Batía por bajo a Diego Carrio. A partir de aquí los locales apretaron, con más empuje que fútbol, pero tuvieron las suyas para el empate. Sin embargo, siempre aparecía el mismo protagonista. Limones, segurísimo en la tarde de hoy, no concedía nada. Blocó absolutamente todo. El primer acto murió con una doble ocasión rojilla para haberse ido con mayor ventaja a vestuarios, pero ni el cabezazo de Israel Puerto a bocajarro ni la segunda jugada de Melli tras ese mismo córner acabaron en gol, sorprendentemente.

Guion completamente distinto el que tomó la segunda mitad. Los locales no tenían nada que perder y se lanzaron al ataque. Desde el primer minuto, sorprendiendo a un CD Mirandés que quería el control del juego, pero le costaba hacerse ahora con la pelota. Con una primera línea de presión muy adelantada, el Gernika obligaba a los de Alfaro a golpear en largo y, más por empuje que por fútbol, los locales se hacían con el timón del choque. La zaga rojilla se empleaba al máximo e Israel Puerto salvaba una clara ocasión a remate de Abaroa taponando un trallazo que llevaba dirección portería. Tampoco podían presumir de precisión los locales que, pese a acumular muchos hombres arriba y poblar el área para los centros laterales, los cabezazos salían desviados, my cerca de los palos eso sí. Pasaban los minutos y el CD Mirandés seguía mandando en el electrónico.

En el minuto 76 un recién ingresado Txema Pan probaba a Limones desde lejos, pero el guardameta volvía a responder con solvencia estirándose abajo para despejar al lateral. El empuje de los locales encontró finalmente premio en una jugada desafortunada del que, sin duda, estaba siendo uno de los mejores del encuentro. Limones no lograba atajar un balón colgado al área y Etxabe se lanzaba en plancha para empujarlo a gol en el 79.

Los últimos 10 minutos cayeron del lado rojillo. El partido volvió a los dominios visitantes con combinaciones de banda a banda y centros laterales que volvían a hacer daño a una zaga vizcaína que ya acusaba el cansancio, sobre todo cuando había que correr al espacio. No quedaba ya otra que encomendarse a esa heroica de líder que tan bien le ha ido en muchas ocasiones al CD Mirandés, incesante hasta el añadido. Pero esta vez no pudo ser y los de Alfaro se marcharon de Urbieta con un valioso punto ante un duro rival como la SD Gernika para cerrar una primera vuelta de sobresaliente.

Se habla de: CD Mirandés, SD Gernika, Jornada 19, Crónica

CDM / NOTICIAS SUGERIDAS