CDM / NOTICIAS

"Vamos partido a partido"

El Mirandés B está completando una temporada para enmarcar.

Volver

05/03/2014 09:28

Con gran parte de la temporada ya consumida, el CD Mirandés B afronta la recta final de un curso que puede acabar siendo histórico en el recurrido de la institución, en caso de cristalizar en un ascenso deseado por todos. Para Carlos Alonso, uno de los veteranos del equipo, la experiencia está superando con creces lo esperado a inicio de campaña: "para nosotros está siendo un auténtico sueño, nunca hubiéramos pensado que pudiera darse así. Después de un tiempo jugando fuera, venir a este club y vivir esta historia, es algo increíble".

A sabiendas de que el objetivo rondaba la consecución de un ascenso que la temporada pasada se rozó con la punta de los dedos, para el filial rojillo los excelentes números de esta campaña suponen un aliciente muy importante de cara a la superación diaria en todos los sentidos. La fortaleza de un grupo consolidado, la integración de nuevos activos, y un clima de unión indiscutible, son algunos de los ingredientes básicos para el éxito de este equipo: "Conocíamos nuestra meta. Que el objetivo era éste podíamos suponerlo, pero no sabíamos que iba a ser así, con tan buen resultado. La labor de equipo esta siendo increíble, en mi trayectoria es el equipo más sólido en el que estuve, con los jugadores más comprometidos, y un vestuario unido que es una piña. En otros sitios, el ambiente y la relación es mucho más fría".

El CD Mirandés B encabeza con suficiencia el Grupo A de la Regional Preferente castellano-leonesa, y lo hace además con números de récord. Incontestables tanto en casa como a domicilio, el equipo de Miranda se mide en esta jornada a otro de los filiales presentes en la categoría, el Burgos CF "B". Un partido de rivalidad directa frente a un conjunto formado por jugadores de talento, y ante el que el equipo procurará ofrecer, de nuevo, su mejor cara. Carlos Alonso transmite la ambición que se respira en el vestuario, aunque, eso sí, conscientes de la importancia del día a día, y del respeto a todos los rivales que están por llegar: "el próximo partido lo afrontamos con mucho respeto como siempre, pero con todas las ganas de vencer, y de imponer nuestro juego como en cada partido. Ahora mismo, en el equipo no se habla de subir, se habla de
ganar al Burgos, igual que en la pasada semana se hablaba de ganar al Quintanar. Vamos partido a partido, como dice el mister. Es básico que la gente no se vuelve loca, que nos mantengamos como hasta ahora, porque también sabemos que la temporada es larga y vendrán dificultades. Es importante tener claras estas cosas que te hacen estar alerta si bajas el pistón"

Éste es, sin duda, uno de los desafíos más importantes en las carreras de los jóvenes futbolistas que conforman la plantilla del CD Mirandés B. Un curso para soñar, para alcanzar cotas de relevancia, pero en el que aún no se ha dicho la última palabra: "esto está siendo muy bonito, estamos muy ilusionados. Alguna vez lo hablamos, a veces no somos conscientes de lo que estamos haciendo, lograr esto supone mucho. Tenemos que seguir así, mejorando nuestro juego, aún hay que crecer como equipo. Quedan partidos ante equipos muy difíciles como Palencia y Burgos Promesas, equipos con objetivo de ascenso, y que lo pondrán muy complicado".