CDM / NOTICIAS

CD Mirandés 1 - 0 RC Deportivo

Tres puntos vitales en la lucha por la salvación.

Volver

08/03/2014 10:07

El CD Mirandés logró un importantísimo triunfo frente al RC Deportivo de La Coruña y consigue tres puntos de oro en su camino hacia posiciones altas de la tabla. El gol de Pablo Infante, transformando un penalti en la segunda mitad, vino a redondear el gran partido de los de Terrazas, en un choque riguroso en lo táctico, muy ordenado, y con alto ritmo de juego a causa del gran desempeño de los dos equipos.

 

El encuentro dejó patente desde los primeros compases el grado de exigencia que iba a suponer conseguir la victoria para quien quisiera llevarse los puntos a su casillero. Equilibrio desde el arranque, y dos conjuntos acompasados en su faceta defensiva, y rápidos en la incorporación de sus líneas de ataque tras recuperación. Los rojillos estrenaban dibujo con Iriome en punta de ataque, apoyado en segunda línea por Aitz Mujika, ambos como punta de flecha del sistema ofensivo de Carlos Terrazas. Buenos minutos para el Mirandés, que supo jugar con acierto la baza de la movilidad de sus hombres de arriba, provocando espacios en la zaga rival con los arrastres. Era Iriome quien, antes del minuto 10, servía en primer lugar a Mújika para que el de Pasajes rematara alto desde la frontal del área.

Con un Deportivo muy serio en retaguardia y rondando el peligro en las conducciones de Rabello y Juan Carlos, el Mirandés variaba sus ataques desde los costados, con Igor y Ríos como extremos, hasta catalizar por carril central en varias ocasiones con Muneta como hombre clave. Sin excesivos acercamientos claros hacia las porterías, la disputa por el control de la zona de creación monopolizó el choque en este periodo; por el lado rojillo, con solvencia en la basculación y los apoyos, y por el lado deportivista, con mucha verticalidad interior en botas de Juan Domínguez, el cerebro de los de Fernando Vázquez en creación.

 

Con el paso de los minutos, la iniciativa fue quedando de mano de los locales, que al buen trabajo de los puntas en desmarques de ruptura hacia las bandas, sumaban el soporte de una línea defensiva muy valiente en lo táctico, que daba empaque a la construcción situándose cerca de los mediocampistas para facilitar la salida de apoyos en circulación. La posesión pertenecía al Mirandés, y este cambio iba a provocar la llegada de las mejores ocasiones hasta el momento. En el 37, un córner ejecutado desde la izquierda sobre área blanquiazul, iba a quedar en rebote tras pugna, lo que aprovecharía Igor Martínez para engatillar un trallazo desde el borde del área al que Lux respondía con reflejos. Tras esto, de nuevo un balón colgado desde la banda izquierda avanzaba remate de Iriome, de no ser por el agarrón de Laure, que obstaculizó el salto del extremo con una falta evidente no señalada por el colegiado.

Intenso tráfico en el lado derecho del ataque rojillo con repetidas llegadas y centros, ante los que tanto guardameta,  como zaga visitante tuvieron que emplearse al máximo para abortar con eficacia. El primer acto cerraba el telón con mayoría de puntos para el cuadro rojillo, y mejores sensaciones de cara a la segunda mitad.

 

La vuelta de vestuarios parecía modificar el guión visto hasta el momento. El Deportivo comenzó más enchufado, y demostrando mayor capacidad de llegada de la vista en la primera mitad. El conjunto de Vázquez trató de avanzar líneas sobre territorio rival, con Toché muy próximo a los centrales, y Domínguez liberado de obligaciones defensivas para quedar en exclusiva dedicado a las conducciones en ruptura. Con todo, las mejores ocasiones seguían siendo del Mirandés, y era Ríos quien probaba de disparo lejano los reflejos de un Germán Lux impecable en la estirada.

La presencia del Deportivo iba en aumento, y los papeles cambiaban de dueño. Los rojillos permanecían ordenados, eficaces en el corte y la orientación, y con velocidad a la hora de encontrar a sus extremos para los duelos por el desborde. Aritz Mújika era sustituido tras lesionarse en uno de sus codos, y su lugar lo ocupaba Joseba Garmendia, con el que el equipo de Terrazas ganaría en consistencia y calidad asociativa. El equipo iba a más en su papel de control calculado, y dominaba los tiempos con buenas basculaciones, ampliando el campo y optimizando el espacio, muy seguro de su capacidad para llevar el protagonismo táctico del encuentro.

Llegados al cuarto de hora del periodo, otro cambio iba a suponer una revolución para el partido. Salía Igor, y entraba en su lugar Pablo Infante. El ingreso del extremo condicionaría los ritmos de la zaga rival a partir de ese momento, pues en el extremo burgalés iba a tener una pesadilla constante para los enfrentamientos en el mano a mano, tanto por dentro, como por banda. Tras un remate embarullado de Iván Agustín, que la zaga rival sacaría bajo palos, y una falta directa que el propio Infante iba a dirigir con precisión a la cepa del poste de un salvador Lux, llegaría la jugada clave del encuentro.

 

Enésima conducción del 14 rojillo por el carril del enganche, entrada al área rival con velocidad, y derribo claro de Bergatiños sobre el atacante rojillo. Entrada desesperada, y un contacto evidente que, esta vez sí, el colegiado iba a considerar penalti. Pablo Infante al lanzamiento, y engaño total cambiando el esférico de lado, haciendo inservible el vuelo fugaz de Lux. Merecido gol que venía a premiar el mejor desempeño del CD Mirandés en un partido muy difícil, y en el que la consistencia y el riesgo asumido daban sus frutos.

Los últimos minutos supusieron la llegada de constantes cambios de posesión a causa del imperante juego directo por parte de los dos equipos, con un Deportivo volcado sobre las opciones del balón largo a la cabeza de Toché, y del recién ingresado Borja. Poca precisión en los acercamientos, mucha contundencia en los despejes desde ambas zagas, y una grada que arropó a los suyos como nunca en un nuevo final no apto para cardiacos. Pese al empujón final, fue el CD Mirandés, en los pies de Garmendia, el que tuvo la mejor opción en un uno contra uno, que el 9 rojillo no supo concretar.

Pitido final, y tres puntos de inmenso peso para seguir creciendo en un escenario en el que el equipo rojillo no conoce la mala actuación en esta temporada. Gran papel general ante un duro contrincante, y enorme la aportación de una afición entregada al máximo para volar de mano de sus jugadores fuera del descenso.

  Día: 8 de Marzo de 2014
  Lugar y hora: Estadio Municipal de Anduva. 18:15 horas
  Árbitro: Pedro Sureda Cuenca
 
C.D. MIRANDÉS
1
0
R. C.DEPORTIVO
 
ALINEACIONES
 
13. Francisco PRIETO     
2. Javier FLAÑO      
4. CÉSAR CANEDA    
21. Ávaro CORRAL      
3. KOIKILI Lertxundi    
8. IVÁN AGUSTÍN    
7. Antxon MUNETA  
 (91´)
 
10. Asier GOIRIA    (91´)  
24. IRIOME González      
19. Igor MARTÍNEZ
 (60´)
 
14. PABLO Infante    (60´)
17. José Antonio RÍOS      
11. Aritz MUJIKA  
 (55´)
 
9. Joseba GARMENDIA    (55´)  
Ent. CARLOS TERRAZAS  
1. Germán LUX      
16. LAURE Sanabria    
5. Carlos MARCHENA      
28. Pablo INSUA      
22. Diego SEOANE      
4. Alex BERGANTIÑOS      
20. Stefan WILK  (64´)  
7. Antonio NÚÑEZ  
 (64´)
 
10. Juan DOMÍNGUEZ  
 
 
25. JUAN CARLOS Real  (64´)  
3. Ibrahim SISSOKO    (64´)  
14. Bryan RABELLO  
 (82´)
 
9. BORJA Bastón    (82´)  
18. J. Verdú "TOCHÉ"  
 
 
Ent. FERNANDO VÁZQUEZ  
 
  Goles:
  1-0. Pablo (p) (78´)
  Incidencias:
  Partido correspondiente a la vigesimonovena jornada de la Liga Adelante 2013/2014.