NOTICIAS

Derrota en El Plantío (2-1)

El CD Mirandés consiguió empatar en el descuento, pero después encajó el tanto de la derrota a solo dos del final del encuentro.

Volver

16/10/2022 20:58

Arrancó el choque con ritmo lento. Tanteo de ambos conjuntos en un inicio con poca continuidad en el juego de ambas escuadras. Apenas dos saques de esquina a favor de cada conjunto fueron lo poco que se vivió en el primer cuarto de hora de juego del segundo derbi burgalés en el fútbol profesional disputado en El Plantío. 

Todo cambiaba en el minuto 25. Primera contra trenzada del Burgos CF tras una pérdida del CD Mirandés en medio campo y el pase de Pablo Valcarce de banda a banda que dejaba solo a Gaspar Campos frente a Alfonso Herrero. La picó para hacer el 1-0.

Por delante los locales en el marcador, el guion de partido volvía a dar un giro casi de manera inmediata. José Antonio Caro salía con los pies fuera de su área para evitar el gol de Raúl García de Haro, pero inmediatamente después saltaba con la mano lejos de su hábitat para tapar el que era el gol del empate de Roberto López. Mano. Roja. Expulsión sin discusión. El Burgos CF, sin su meta titular, se quedaba con 10 desde el minuto 28.

A partir de ahí posesión monopolizada por los de Joseba Etxeberria, que lo intentaban por dentro, con pases en corto en el balcón del área sin encontrar demasiados espacios. Tampoco los centros laterales hallaron rematador. Quien más cerca estuvo fue Marcos Paulo que no acertó a meter la punterita para empujar un balón colgado preciso desde la derecha.

Ante esta situación, Raúl Navas lo probó desde la frontal y su disparo se marchó por muy poco, pegadito al poste del arquero Dani Barrio, que debutaba en el Burgos CF hoy. Sin conseguir ese deseado y más que buscado empate, se llegaba al ecuador del #DerbiDeBurgos.

Reanudación y la vida seguía igual. El Mirandés más incisivo aún si cabe, con peligro real sobre la meta local. Prados tenía la más clara antes del 5’ de este segundo acto. Volea dentro del área. Marcando los tiempos. Ajustada. Fuerte. Potente. Y se encontraba con Dani Barrio, que además paraba la segunda intención -esta vez de José Salinas- en el rechace.

Nico Serrano, muy activo desde su entrada al campo en el 45, intentaba ensanchar el campo para abrir la defensa burgalesa. Era un acoso y derribo constante. Con intención. De fuera hacia dentro. Haciendo mover la defensa y con verticalidad. Raúl, Nico, Oriol desde la frontal… todas buenas ocasiones sin premio.

El encuentro estuvo 10’ parado por un incidente en la grada que necesitó de la asistencia médica de los servicios locales, además de los médicos de Burgos CF y CD Mirandés. Se recuperarían después.

El parón le vino peor a los visitantes. Se empeñaban en percutir por dentro, ardua tarea con una defensa local tan junta. Y precisamente por fuera, cuando ensancharon el rectángulo de juego, encontraron la recompensa. Un centro-chut de Marcos Paulo en el minuto 92 se colaba en las mallas con tiempo aún para ir a por más.

Pero un Mirandés volcado en busca de la victoria se encontró, sin embargo, con el final más cruel. Nueva contra veloz del Burgos CF que culminó Mouraad, en el 102, para dar la victoria a los suyos.

Se habla de: CD Mirandés, Burgos CF, Crónica

NOTICIAS SUGERIDAS