CDM / NOTICIAS

El C.D. Mirandés suma otro valioso punto en Montilivi (1-1)

Aurtenetxe se disfraza de delantero para definir perfecto en el 83 y colocar el empate.

Volver

22/09/2016 22:10

Primer partido intersemanal y único de la temporada en LaLiga 1|2|3. Los rojillos viajaban a Girona el miércoles para enfrentarse al conjunto catalán hoy jueves en un campo maldito y gafado para muchos por las últimas comparecencias de los de Miranda de Ebro allí, de donde nunca han sacado nada positivo y tampoco habían conseguido perforar la portería.

Arrancó el choque con protagonismo para los de Pablo Machín. El conjunto local movía la pelota a su antojo y hacía daño por lo laterales con unos carrileros muy largos, Coris y Cifuentes, que percutían una y otra vez con sus cabalgadas por la banda. Especialmente un expeditivo Cifu en sus aventuras ofensivas, iba a colgar varios balones al corazón del área que, aún encontrando rematador, no era suficiente para conseguir disparar entre los tres palos ante una defensa que se empleaba a fondo. La línea de tres formada por Aurtenetxe, Fran Cruz y Carlos Moreno impedían que el balón llegase con peligro a los dominios de Sergio Pérez, que apenas se le recuerda que tuviese que intervenir salvo en balones aéreos blanditos fáciles de blocar al pecho. Cumplida ya la media hora de juego es cuando el C.D. Mirandés pudo hacerse con el control del esférico y fue así como llegaron sus ocasiones. Pedro hacía daño con su velocidad y uno para uno cayendo a banda derecha y dejando a Abdón fijar a los centrales por dentro. Y el propio Abdón era el encargado de botar unas faltas laterales que llegaban al corazón del área pero sin encontrar rematador. Así caían los minutos de una primera mitad muy táctica por parte de ambos conjuntos que dejaban todo para el segundo acto.

La segunda mitad parecía querer repetir lo visto en la primera. Un arranque con dominio del Girona F.C. que, ahora sí, llegaba con peligro a la meta de Sergio Pérez. El centro del campo metía balones en profundidad que llegaban más allá de línea de tres cuartos buscando a Sandaza y Borja García. Y este último, aunque no con un balón al espacio sería el protagonista de los suyos y verdugo de los rojillos. Corría el minuto 53 cuando, sin aparente oposición, el jugador gerundense se plantó en la frontal y prácticamente en estático le pegó de forma maravillosa a la pelota para que esta se acabase colando por la misma escuadra con un disparo seco que dejó inamovible a Sergio Pérez. Tocaba remontar.

El partido se rompía. Carlos Terrazas movía el banquillo y daba entrada a Guarrotxena y Bustos. Más mordiente para el ataque. Los locales parecían sentirse también más cómodos con espacios cumplida la hora de juego. Ambos equipos se sacudieron las posiciones más estáticas hasta el momento guardando la estrategia de ambos entrenadores y el balón comenzó a manifestarse en una y otra área. Sandaza, para los de Pablo Machín, era quien lo intentaba con mayor asiduidad; sin fortuna. Y Guarrotxena, con ese idilio con el gol que parece tener en este arranque liguero, era quien mayor incertidumbre creaba en la zaga local. Un disparo fortísimo del vasco a punto estuvo de colarse en la red pero se marcho rozando el travesaño. El partido moría con acometidas por uno y otro lado. Longo la tuvo para sentenciar el choque con el 2-0 en boca de gol, pero inexplicablemente mandó el balón a las nubes cuando parecía más fácil meter que fallar. Y el C.D. Mirandés, que nunca le perdió la cara al partido con una insistencia innegociable para el técnico, acabaría encontrando su justo premio. Un balón dividido entre Rúper y Eloi Amagat en cancha del Girona F.C. acabaría con un preciso pase entre líneas al desmarque de un aventurero Aurtenetxe que llegó como un delantero pisando área y definió efectivamente como un auténtico killer. Golpe abajo raso de interior pegadito al poste. ¡GOL!

El tanto del empate subió al marcador en el 83 de juego y ya no hubo tiempo para más. Los rojillos vuelven a sumar, esta vez a domicilio y en Montilivi y siguen invictos con diez puntos en su casillero tras las seis primeras jornadas de liga.

Aforo: 3.534 espectadores

Se habla de: CD Mirandés, Girona FC, Crónica, LaLiga 1|2|3

CDM / NOTICIAS SUGERIDAS