CDM / NOTICIAS

Anduva sigue invicto (1-0)

El C.D. Mirandés volvió a ganar ante su afición, por tercer encuentro en casa consecutivo, gracias a un gol de Álvaro Rey en el minuto 88.

Volver

25/11/2018 22:32

Tocó sufrir hoy en Anduva pero, esta vez, fue un sufrimiento con final feliz. Hubo que esperar. Exactamente 88 minutos. Pero después de todo -93 con los tres de añadido incluidos- Anduva volvió a vivir una nueva victoria. Y van tres consecutivas.

De nuevo le costó arrancar a los de Borja Jiménez. Sin precisión en los pases ni verticalidad en su juego, los primeros compases de encuentro pasaron sin ocasiones y no fue hasta el minuto 22 cuando los locales dispraron por primera vez a portería. Fue Carlos Julio, de menos a más al igual que se equipo hoy, quien se asomo al balcón del área y disparó flojito con la izquierda. Manso a las manos de Garrantxo. Más trabajo, sin embargo, tuvo dos minutos después en un nuevo tiro lejano, esta vez de Hugo Rama, en el que el meta tuvo que despejar con mano firme por encima del larguero. Cumplida la media hora de encuentro, el dominio, ya sí, se tiñó completamente de rojo. Antes de encaminarse hacia los vestuarios, Carlos Julio avisó en una jugada parecida a la anterior, aunque esta vez sí pisó área y golpeó con fuerza al muñeco. Había poco ángulo para lograr más. Por su parte, Matheus, fue quien más cerca estuvo del gol un minuto antes de los dos silbidos del árbitro. Un zapatazo marca de la casa tras girarse en el balcón del área cogía la escuadra derecha de la portería visitante, pero el vuelo espectacular de Garrantxo evitó el que debería haber sido el primer gol de la tarde. Todo para la segunda mitad.

Tampoco arrancó con demasiado ritmo la segunda mitad, ni por parte de unos ni de otros. Eso sí, la SD Gernika tampocorehuía de este guion. Cómodos atrás, quien proponía era el C.D. Mirandés de forma intermitente. Cumplidos 10 del segundo tiempo, una doble ocasión de Melli y Matheus reactivó la contienda, sin disparos hasta el momento. Los visitantes, no se quedaron atrás esta vez y obligaron a Limones a que demostrase, un día, más ser uno de los mejores porteros de la categoría. Sacó una mano firme abajo providencial para evitar que el cabezazo de Abaroa se colase a gol. Matheus ponía la réplica cinco minutos más tarde y a la contra, pero un resbalón inoportuna cuando ya pisaba área, dio ventaja a Garrantxo que se lanzó al suelo para barrerle el balón y ganar el mano a mano. Corrían los minutos con constates interrupciones por el movimiento de fichas en el banquillo en busca de la tecla de la victoria. Entraron Ernest y Álvaro Bravo, por parte del bando local. Un centro colgado del canterano del Real Madrid volvió a provocar el ‘uy’ en la grada tras diez minutos de tregua, pero Matheus no llegó aún estirando la puntera de la bota por centímetros. El encuentro, que ya sobrepasaba los 85 de juego, solo dejaba cabida ya para la heroica.

Y fue Álvaro Rey quien se puso el traje de héroe. No pudo elegir mejor escenario, mejor partido ni mejor momento para estrenarse oficialmente como goleador del C.D. Mirandés. Minuto 88, buena incorporación -la enésima- de Carlos Julio por banda derecha y su centro raso conectaba con el sevillano. De interior, con criterio y toda la intención del mundo, Álvaro rey ajustaba su dispar all primer toque que se colaba pegadito a la madera. Imposible para Garrantxo, que solo pudo seguir el balón con la mirada. El gol valía su peso en oro, o lo que es lo mismo en esto del fútbol: tres nuevos puntos.

Se habla de: CD Mirandés, SD Gernika, Crónica

CDM / NOTICIAS SUGERIDAS