CDM / NOTICIAS

Primera derrota tras diez partidos invictos (1-0)

La Gimnástica de Torrelavega doblegó a un C.D. Mirandés hasta la fecha imbatido, con un penalti a diez de la conclusión en El Malecón.

Volver

04/11/2018 17:31

Llegó la primera derrota. Tras diez partidos invictos, el undécimo deparó un final, hasta el momento, desconocido para el C.D. Mirandés 2018/19. Sin tampoco merecerlo, porque lo cierto es que la Gimnástica de Torrelavega no fue mejor que los rojillos, pero un penalti bastó para dictar sentencia. Pudieron dictarla antes los de Borja Jiménez, curiosamente desde el mismo punto de penalti desde el que, si bien Yanis falló en el minuto 40, no Camus en el 83. Dos momentos claves del partido que pudieron cambiar el 1-0 definitivo a favor de la Gimnástica de Torrelavega.

Arrancó el partido con el guion que todos esperaban. Un conjunto local -recién ascendido y en puestos de descenso- cerrado atrás, con prácticamente los 11 hombres detrás del balón, y un C.D. Mirandés cómodo en la circulación de balón. Juego horizontal en los primeros diez de encuentro para ganar confianza y, a partir de ahí, llegaron las primeras ocasiones. Yanis cabeceó en el minuto 12 un centro desde la derecha que se encontró con un Álex Ruiz imperial hoy bajo palos. A contrapie, el guardameta logró estirarse para mandar la ocasión a córner. En el 16, Claudio se movió bien entrelíneas para evadir su marca y llegar in extremis a picar el balón por encima del portero, pero cuando al balón ya corría para cruzar la línea de gol, un defensa despejó desde el suelo a córner. Mandaba el C.D. Mirandés, al que en el minuto 20 le anularon un tanto por falta previa al cabezazo de gol tras el centro desde el banderín. Por parte del bando local, Palazuelos dio fe de que su equipo seguía queriendo atacar con un trallazo que se marchó rozando la escuadra. La Gimnástica corría a la contra, el C.D. Mirandés ponía el juego; ambos sin éxito alguno.

Cumplida la media hora de juego, el arreon de ocasiones cesó. Hasta el minuto 40, cuando el colegiado señaló la pena máxima por agarrón sobre Yanis. Desde los 11 metros, Álex Ruiz se erigió, de nuevo, como héroe del partido. Detuvo. Descanso.

No sentó bien el parón a los visitantes. En cambio los locales, ahora sí, parecían perseguir los tres puntos más que conformarse con uno. Ligero cambio de guion. Sufrían los rojillos, pero aguantaban las embestidas con un Limones no menos importante que su homólogo en área contraria. Paradón con las piernas abajo en el minuto 60 para ganar el uno contra uno sobre Hugo Vitienes. Primo, en el 63, cogió el relevó en el bando local con un derechazo desde el balcón del área que se marchó alto. No estaba cómodo el C.D. Mirandés.

Álvaro Rey daba refresco en banda derecha en detrimento de Ernest, mientras que Claudio dejaba la punta de lanza para Matheus en busca del gol. Sin embargo, pocos balones recogieron los hombres de ataque del C.D. Mirandés en esta segunda mitad. Demasiada imprecisión a la hora de conectar con la última línea y poco juego por dentro. Los locales, en cambio, crecían. Ganaron terreno los cántabros que, ahora sí, creían en la victoria. Y a base de empuje más que de fútbol, metían el miedo en el cuerpo a los rojillos con esporádicas apariciones a los dominios de Limones. Hasta que, en una de estas: penalti Fue una jugada embarullada con muchos hombres en el área en la que el colegiado vio mano. Camus, desde el mismo punto de penalti que le negó el gol a Yanis, la mandaba al rincón izquierdo. Gol.

Empujaron con más corazón que otra cosa los de Borja Jiménez hasta el final. Miguel Díaz se sumó al ataque para los últimos cinco minutos de partido en sustitución de David Prieto. Defensa de tres para intentar, al menos, la igualada. El último córner del partido, ya en el tiempo de descuento con Limones sumado a la jugada, tampoco acabo con disparo a palos y los tres pitidos del colegiado certificaron la primera derrota del C.D. Mirandés esta temporada.

Se habla de: CD Mirandés, Gimnástica de Torrelavega, Crónica

CDM / NOTICIAS SUGERIDAS