CDM / NOTICIAS

Una más en Anduva y con goleada (4-1)

El C.D. Mirandés volvió a demostrar su superioridad y suma una contundente victoria frente al C.D. Calahorra.

Volver

23/02/2019 21:09

Nueva victoria en Anduva, aún invicto. Hoy por goleada. Cuatro. Con superioridad. Con fútbol. Con un estilo ya muy reconocido. Con el sello rojillo. Costó abrir la lata, pero se abrió por dos veces casi de seguido. Después unos malos minutos acortaban diferencias, pero Yanis imponía su ley y su pegada con un doblete que marcó el 4-1 definitivo.

Desde el principio se vio un Calahorra diferente a otros equipos que han pasado por el feudo rojillo. Con cinco defensas, sí. Pero unos carrileras largos, no una línea de cinco a la misma altura. Vinieron a jugar. Y de hecho le discutieron la pelota al Mirandés durante el primer tiempo, con momentos de protagonismo para uno y otro equipo. ¿Ocasiones? No demasiadas. Matheus en el 6 pudo adelantar en un contraataque rapidísimo. También Hugo, en el 10, de nuevo en una rápida transición. No había demasiados espacios con los equipos en estático. Para el Calahorra, Ubis pudo culminar un pase de la muerte que sacó Paris en la misma línea. También Gyabaa lo hizo bien con un disparo raso en el que Limones se impuso con las piernas abajo. Poco más hasta el 40 de partido. Ahí sí, el partido se volvió loco. Loco en favor local. Porque fueron quienes lo agitaron. Paris, tan pronto en ataque como en defensa. Ya le conocen por Anduva. Cambio de banda brillante de Carlos Julio. Pared con Álvaro Rey. Tuya mía. Gol. Minuto 42 pero, hubo más. También con Paris, esta vez como asistente. Centro desde la derecha al segundo palo y Matheus la empuja a gol con el 45 ya cumplido. 2-0. Descanso.

Parecía el partido encarrilado, pero el Calahorra no suele rendirse. Ya lo había avisado uno de sus ex: Rodrigo. Sin embargo, el 3-0 que pudo instalar Álvaro Rey en un disparo franco prácticamente sin portero habría sido ya sí definitivo. No acertó a darle de primeras ni tampoco en el control. El caso es que no se pudieron poner mejor las cosas con la expulsión de Martínez por doble amarilla en el minuto 51. Con un efectivo más, el dominio sí ya era del C.D. Mirandés. Y sin embargo, mazazo. Gol del Calahorra -de penalti- en el 67. Parla. Quizás fue un buen aviso para unos rojillos que, inconscientemente se había relajado con la expulsión del defensa calagurritano. El penalti y un segundo gol que fue anulado por fuera de juego. Segundo aviso. Ahora sí, espabilaron. Y la reacción tuvo nombre propio: Yanis. Hizo su entrada al campo en el 64 y apenas diez minutos después ya figuraba en la lista de goleadores del partido. Lo cierto es que se la puso facilita Claudio. Control. Conducción para arrastrar a la defensa. Y en el momento justo. Pac. Pase de la muerte. Empujar y gol. Subió al marcador.

Fácil, pero a Yanis tampoco rehuye de lo difícil. Por eso, solo dos minutos después, en el 78, se revolvió en el pico del área derecha, buscó un disparo más centrado, se deshizo de las piernas que se oponían al trallazo y zurdazo a la red. Pegadita al poste izquierdo. El trabajo estaba hecho y ya sólo era cuestión de que corriesen los minutos con un partido totalmente controlado y sentenciado

Se habla de: CD Mirandés, CD Calahorra, Crónica

CDM / NOTICIAS SUGERIDAS