CDM / NOTICIAS

El C.D. Mirandés acaba con los 14 meses de imbatibilidad de Lezama (1-3)

Los rojillos consiguen su cuarta victoria a domicilio consecutiva; vencen y convencen ante un rival directo.

Volver

21/10/2018 00:30

Victoria de campeón en un ‘aperitivo’ de playoff. Es a lo que olía este Bilbao Athletic – C.D. Mirandés a ojos de todos los implicados, tanto del bando rojillo como del rojiblanco. Y es que con 14 puntos, los dos conjuntos se encaramaban en las posiciones altas de la tabla tratando de consolidarse desde principio de liga en esos puestos nobles de la tabla. Hoy estaba en juego adelantar al rival. Y también más que eso. Demostrar sensaciones en uno de los partidos grandes del año. Ganó el C.D. Mirandés. En el resultado, 3-1, pero también en esas sensaciones. Y es que los rojillos volvieron a demostrar su superioridad en la categoría con una segunda mitad brillante que culminaron con dos goles en los últimos minutos del encuentro.

Lo cierto es que no arrancó bien el encuentro. Los de Borja Jiménez se encontraron muy pronto por detrás en el marcador, concretamente en el minuto 14, cuando Íñigo Vicente inauguró el marcador con una vaselina perfecta en el mano a mano con Limones. No tardó en dar receta al tanto el C.D. Mirandés. Y, si lo de Íñigo Vicente fue para alabar, lo de Hugo Rama tres minutos después fue para enmarcar. Libre directo a 30 metros de distancia ante el que el mediocentro no dudó. A puerta. No solo a puerta. A la misma escuadra. Volvían a estar las cosas como al principio y continuaba el respeto entre anbos conjuntos sobre el césped. Deberían de pasar muchas cosas en el partido. Seguro. Pero aún había tiempo y ninguno de los dos guerreros quería perder primero. Quedaba todo para la segunda mitad.

Los minutos de descanso sirvieron para ajustar detalles. El más claro, la presión del C.D. Mirandés en la salida de balón local. Algo que provocó más imprecisión en los pases del Bilbao Athletic al que ahora le costaba salir con el balón jugado. Los de Borja Jiménez adelantaron líneas y, superados los minutos de tanteo, el partido era suyo. Ahora sí, el C.D. Mirandés se reencontraba con su juego. Personalidad con balón. Hugo Rama controlaba la sala de máquinas y, tanto por dentro, en combinaciones con el punta y los mediocentros; como por fuera, con Yanis y Álvaro Rey -cuando no los propios laterales Paris y Carlos Julio-, los visitantes embotellaron a su rival. Poco acercamiento rojiblanco más allá del peligro de las contras que tanto han penalizado esta temporada a un C.D. Mirandés valiente y ambicioso. Hoy no. Odei y Melli estuvieron siempre atentísimos en sus marcas y rápidos en las transiciones. En ataque, los visitantes sí se acercaban. El primer ‘uy’ lo protagonizó Hugo Rama con un disparo seco de zurda que se marchó rozando el palo derecho defendido por Hodei. Sí tuvo que actuar el guardameta rojiblanco en el minuto 60. Con muchos apuros, pero en dos tiempo logró atajar el cañonazo desde la frontal de Álvaro Rey. El C.D. Mirandés postulaba sus armas para la victoria.

Entraba Claudio y, nada más pisar el césped, dos jugadas por ambas bandas estuvieron a punto de significar el gol en la cabeza del delantero rojillo.Habría que esperar. El dominio del C.D. Mirandés era ya total y el Bilbao Athletic bajaba físicamente. Sin embargo, el peligro visitante consumía los minutos sin romper las tablas. Todo hasta el minuto 87. Yanis se hizo con el control del esférico en banda izquierda y con un soberbio disparo raso, ajustó perfecto al palo largo para hacer imposible la estirada de Hodei. 1-2. Justicia en el electrónico.

Con el Bilbao Athletic volcado en busca de la heroica, los espacios eran evidentes. No todo estaba dicho, más aún cuando el colegiado mostró la segunda cartulina amarilla a Odei que se marchó expulsado quedándose el C.D. Mirandés con diez. Más razones para que los locales creyesen en el empate. Pero entonces, los visitantes sentenciaron sin piedad. Fue Claudio -que rondó el gol durante toda la segunda mitad- y a la contra, dando de su propia medicina a los rojiblancos. Ahora sí, Lezama claudicaba definitivamente tras 14 meses sin conocer la derrota. El C.D. Mirandés regresaba a casa con los tres puntos de Bilbao.

Se habla de: CD Mirandés, Bilbao Athletic, Crónica

CDM / NOTICIAS SUGERIDAS