CDM / NOTICIAS

El descuento y no dejar de creer jamás (3-3)

Los rojillos rascaron un valioso empate ante el Cádiz con dos goles que llegaron en el tiempo de prolongación.

Volver

16/01/2020 00:17

El premio a la insistencia, al acto de fe, al no darse nunca por vencido, al querer hasta el final y no cesar en el empeño fue a parar a un C.D. Mirandés que no dio su brazo a torcer ante el líder, el Cadíz, pese a llegar al tiempo extra con una diferencia de dos goles en el marcador.

Los rojillos creyeron cuando todo parecía indicar que el Ramón de Carranza iba a celebrar otra noche de gloria para el conjunto amarillo ante su gente. Su fe obtuvo su recompensa. Y qué recompensa.

Primero con el gol de Guridi en el 94, recogiendo el rechace al disparo de Merquelanz, porque daba nuevas alas a los de Andoni Iraola en un partido que se diluía precipitadamente y sin premio . Y después, en el 96, en la última bocanada antes de que el pitido del árbitro finiquitase definitivamente la fiesta, el tanto del empate de Odei en una acción de querer. De mucho querer.

Porque el C.D. Mirandés quiere. Quiere ganar cada día, y, cuando no puede hacerlo, hace lo posible por llevarse algo valioso. Y así lo demostró en, nada más y nada menos, que el Estadio Ramón de Carranza, ante un Cádiz que no es líder por casualidad.

Los gaditanos se adelantaron en la primera mitad gracias al gol del Choco Lozano, que remató en boca de gol un buen balón desde la izquierda. Pero se encontraron con la rápida reacción de Martin Merquelanz, que se sacó un zapatazo desde la frontal para poner el empate antes de marchar a vestuarios.

En la segunda mitad, los locales aprovechaban el balón parado para volver a adelantarse con el gol de Rhyner. Y ponían el tercero, con el C.D. Mirandés volcado buscando el empate, en una contra que finalizaba Nano Mesa en el minuto 89.

Pero los rojillos no desconectaron y siguieron buscando con ímpetu las situaciones necesarias para poner en apuros la portería de Cifuentes. Hasta que ya en el descuento llegó la locura con la firma de Guridi y Odei. Aunque en realidad, llevaba la de un equipo que no deja de creer en sus posibilidades.

Al final, un punto que sabe a oro y que permite a los jabatos situarse con 33 puntos, después de sumar en uno de los campos más inexpugnables de la categoría. Y ahora a pensar en el próximo compromiso, este sábado ante el Real Zaragoza

Se habla de: CD Mirandés, Cádiz CF, Crónica

CDM / NOTICIAS SUGERIDAS