CDM / NOTICIAS

Un buen punto de partida en La Rosaleda (0-0)

Los rojillos empataron sin goles ante el Málaga C.F. en la vuelta de la competición y el público a las gradas de LaLiga Smartbank.

Volver

16/08/2021 22:26

Arrancó la competición para el C.D.Mirandés en La Rosaleda, y lo hizo con empate sin goles ante el Málaga C.F., en la vuelta del público a las gradas tras mucho tiempo de ausencia.

Los rojillos consiguieron un buen punto con el que iniciar la andadura en su octava temporada histórica en Segunda División, dejando muy buenas sensaciones ante un importante rival de la categoría, yendo de menos a más y acabando incluso encontrando el gol en el tramo final de partido. Tanto que quedaría anulado, tras revisión en el V.A.R., privando de un botín mayor a los de Lolo Escobar en su estreno.

Fueron mejores los locales en una primera mitad en la que no hubo demasiadas ocasiones de peligro, pero en la que el conjunto malacitano si contó con mayor presencia en el área de Raúl Lizoain. Les costaba algo más a los rojillos poder intimidar el arco de Javi Barrio, y los intentos de Brugué y Gelabert eran repelidos por la zaga sin llegar a portería.

Fue ya en la segunda donde todo cambió y el dominio del C.D.Mirandés empezó a imponerse sobre el verde de La Rosaleda. Meseguer, Oriol Rey y Álex López mandaban en la medular, y este último mandaba el primer aviso con un disparo lejano que obligaba a la estirada del portero local. Minutos después Oriol lo probaba de nuevo y el palo repelía el gol.

La balanza se inclinaba y los rojillos llegaban mejor al tramo final de partido. Imanol y Carreira iban ganando altura y presencia en el área malagueña desde ambos costados. El balón se disputaba en la zona de tres cuartos e íñigo Vicente empezaba a vislumbrar su momento. ¡Que llegó!

Primero con una acción controvertida en la que robaba en área pequeña a su defensor y mandaba a guardar tras fusilar. Segundos antes el árbitro invalidaba el gol señalando la falta. El empate seguía intacto en el marcador.

Pero la inercia ya había cambiado. El C.D.Mirandés volvía a morder como lo lleva haciendo durante muchas temporadas. Ganas, ilusión y talento, mucho talento. Ese que volvió a tener Íñigo Vicente para colocar de exterior un balón exquisito sobre la llegada de Hassan, que recién saltaba al campo para empujar y hacer el gol a los 88 minutos de juego. Gol que tampoco subiría al marcador tras revisión del V.A.R. Se señalaba una falta anterior..

 Con la desazón de no haber podido sumar de tres, pero con la sensación de haber completado un fantástico estreno, los rojillos ya tienen su primer punto de viaje. Un camino que solo ha hecho que empezar y que tendrá su siguiente parada en casa: en Anduva.

Se habla de: Málaga CF, LaLiga SmartBank

CDM / NOTICIAS SUGERIDAS