CDM / NOTICIAS

Empate con grandes sensaciones en el estreno de Anduva (0-0)

Los rojillos jugaron de tú a tú ante un equipo puntero y más rodado de Segunda División A como es el C.A. Osasuna.

Volver

10/08/2018 22:38

Cierto es que no hubo goles, pero las sensaciones no pudieron ser mejores. A los de Borja Jiménez aún les restan dos semanas para el inicio de la competición oficial, pero este equipo ya apunta lo que quiere. Y lo que quiere es jugar al fútbol y mirar portería. Rápido, veloz y al primer toque. Siempre con la solidez defensiva que demuestra el hecho de que, en cinco encuentros de pretemporada hasta ahora disputados, el C.D. Mirandés solo haya encajado un gol. Hoy, ante el C.A. Osasuna, tampoco lo hizo, a pesar de que el rival que tenía enfrente venía más rodado –arrancará la temporada una semana antes que los de Miranda de Ebro- y apuntará un año más al ascenso a Primera División. Tampoco marcó, pero fue el equipo que más cerca estuvo de hacerlo, principalmente en un libre directo que Gorka Kijera estrelló en el larguero.

Apuntaba Borja Jiménez hace unos días en sala de prensa que los últimos encuentros de pretemporada –y este lo era- serían ya lo más parecido a la competición oficial que arrancará el 26 de agosto. Y hoy se demostró. Ante C.A. Osasuna se vio un C.D. Mirandés seguro en defensa, pero también generoso en ataque. Nunca rácano guardando su portería. Sí ordenado a la hora de aguantar las embestidas y con una capacidad brillante para salir en transición al contragolpe. Buena prueba de ello dieron Ernest y Yanis por sus respectivas bandas, por donde se generó el mayor peligro de una primera mitad en la que C.A. Osasuna tuvo más posesión pero, a ocasiones, el primer asalto fue parejo. Para los locales, Antonio Romero es quien estuvo más cerca del premio con un disparo lejano que se perdió alto.

En la segunda mitad el guion no cambió. Dominio para el C.A. Osasuna, pero estéril en lo que a aproximaciones a la guarida de Limones se refiere. Su punta de lanza, Xisco, es quien más lo intentó y pudo hacer gol en un córner en el que el cancerbero mirandés, esta vez sí, tuvo que emplearse al máximo con hasta dos buenas manos para salvar la ocasión. Pero a partir del minuto 65, el encuentro dio un giro de 180 grados. El C.D. Mirandés se lanzó a por el partido y dispuso de ocasiones reales para habérselo llevado. Lo hubiese merecido. Álvaro Rey protagonizó y guio el ataque rojillo con una nueva gran actuación.. Fueron 25 minutos de agobio en campo contrario, con un Galder Cerrajería y Rúper que se acercaban a zonas de disparo y ambos probaban. El navarro (ex de C.A. Osasuna) pudo de hecho inaugurar el electrónico, pero el chut se marchó rozando el larguero. Dominaban por completo los rojillos que atacaban con criterio, velocidad y verticalidad. Y en el minuto 75, llegó la mejor en botas de Kijera, que lanzó magistralmente un libre directo que se topó de lleno con el travesaño. No hubo tiempo para más, pero los 90 minutos que hubo sí dieron para ver un C.D. Mirandés atrevido, contundente y convincente.

Se habla de: CD Mirandés, Crónica, Pretemporada, CA Osasuna

CDM / NOTICIAS SUGERIDAS