CDM / NOTICIAS

Asamblea General de accionistas

Alfredo de Miguel será el presidente.

Volver

25/08/2013 10:00

El pabellón de Bayas fue el lugar escogido para la celebración de la primera Asamblea General de accionistas del Club Deportivo Mirandés SAD. Con una gran asistencia del accionariado, el Consejo de Administración quedó certificado con un apoyo masivo por parte de quienes han depositado su confianza en un grupo de gestores que a partir de ahora guiará los destinos de una institución que concluye así su periodo de transformación, imprescindible para su competición en categoría profesional. Con un Quorum de 157.110 acciones, un total del 70,12 % del capital, el sí al Consejo ha rondado la totalidad del porcentaje con un 99,19% sobre asistentes (155.845), mientras que la abstención (0,73%) o el voto no positivo (0,08%) han ocupado espacio mínimo en el recuento final.

Un acto que ha servido para conocer el nombre del nuevo Presidente. Alfredo De Miguel, el directivo que asumió la responsabilidad de rescatar al equipo cuando el plazo de consecución del capital social se agotaba, se erige en hombre fuerte del proyecto y guiará un Consejo de Administración, que además de los directivos Miguel Arbáizar, José Roa y Ángel Fernández de Aránguiz, incorpora a Juan Miguel García Noceda, Jesús Gómez Capellán y Roberto Martín como miembros del órgano rector.

La asamblea ha servido de igual manera para estrechar lazos, aún más si cabe, entre toda la familia mirandesista, que ha confiado en este Consejo para mantener el proyecto del CD Mirandés en categoría profesional, y seguir creciendo entre los mejores equipos del país. De igual manera, todos aquellos accionistas que desearon preguntar sus inquietudes al nuevo consejo pudieron hacerlo, recibiendo oportuna contestación por parte de los miembros, terminando todo ello con la despedida del Presidente saliente Ramiro Revuelta, en su último acto como integrante directivo de la institución.

Un día para la historia en el que el Club Deportivo Mirandés inicia una nueva era, repleta de ilusión, expectativas y mucha fuerza. Toda la que transmitió la marea rojilla, arropando a un nuevo consejo, identificado con la entidad y la ciudad de Miranda de Ebro, y preparados para una carrera repleta de desafíos y oportunidades para el futuro.

¡Aúpa Mirandés!